jueves, 5 de julio de 2012

Anillos

Cuando le regalas a alguien un anillo no es lo mismo que si te lo compras para ti, ya que si es esto último pues adquieres el que tú deseas y el que lleve tu estilo o simplemente que te guste, pero si lo regalas ya significa algo que puede ir de medianamente importante a importante de verdad.

Estoy seguro de que si regaláis uno de estos anillos la persona que lo reciba se sentirá la mar de especial:

Perfecto para caminar por callejones oscuros o barrios conflictivos.

Solo para Góticos y demás criaturas Crepusculianas.

Si funcionase sería la repera.

Esto si que es llevar el amor en la piel.

Un poco friki, incluso extraño, pero es bastante molón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario