jueves, 6 de octubre de 2011

Jugones

Bueno, aquí os voy dejar un documento la mar de intrigante y sobrecogedor. Se trata de unas fotos de muchachos que han dedicado más tiempo ha jugar a los videojuegos que ha respirar incluso. Yo no me creo que sea tan hardcore lo que les ha ocurrido tras sus tardes y noches de viciada continua, pero la verdad es que es curioso. Juzguen ustedes mismos:

Un poco exagerado pienso yo, creo que muchos de vosotros pasáis horas y horas delante de un ordenador y no os pasa esto.

Puro músculo... tocando el piano tiene que ser un primor.

Vamos a ver, no se te gangrena la mano ni se te queda como la bruja de Blancanieves por mirar tu correo. 

A este directamente se le ha quedado el dedo cuadrado... mejor no jugar con él al Street Fighter.

Al igual que el esbirro de Biff Tanenn, esta chica ha tenido que llevar las gafas puestas durante toda su vida para acabar así.

Para que luego digan que este mando era cómodo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario