viernes, 19 de agosto de 2011

Un Piso Como Dios Manda

A la gente le gusta tener su propio piso, comprado y tal y despreocuparse de cuotas. El problema es que en este país los pisos son tan sumamente baratos que la gente los compra a pares. Ahora comprobaréis por qué la gente los compra con esa compulsividad con este instructivo vídeo:


No hay comentarios:

Publicar un comentario