martes, 11 de enero de 2011

Cómo Preparar una Hamburguesa

Siempre nos hemos preguntado por qué las hamburguesas de las fotos nunca corresponden con las que luego te sirven... Aquí algunos ejemplos:

Rotada al ángulo más atractivo y ligeramente mullida para la foto.

Rotada al ángulo más atractivo.

Con Tacos También. Terminado de forma más atractiva y escogidos los más grandes de entre cuatro.

Terminado de forma más atractiva.

Rotada al ángulo más atractivo, con queso, y ligeramente mullida para la foto.

Rotada al ángulo más atractivo, con queso, y ligeramente mullida para la foto.

Rotada al ángulo más atractivo, cogidas de las mesas cercanas.

Rotada al ángulo más atractivo, con queso, y ligeramente mullida para la foto.

Como podemos ver y como bien dicen las fotos de la realidad, están todas giradas para obtener el ángulo más atractivo de todos; y como podemos apreciar también, se parecen en bien poco. Pues bien, aquí tengo la respuesta de por qué no hay parentesco entre ambas hamburguesas, al loro que es de traca:

No hay comentarios:

Publicar un comentario