jueves, 23 de diciembre de 2010

Tatuajes

Todo el mundo es libre de hacerse un tatuaje, yo personalmente no tengo ninguno a pesar de haberlo pensado, pero creo que por ahora no lo haré y menos uno como los que vamos a ver a continuación, que o bien son por culpa del tatuador o bien por culpa del tontaina de turno que decide hacerse eso:

Esta tía friki no, lo siguiente. Si se pasase con esas pintas por una convención del cómic más de uno se volvería más que contento a casa.

Hay que ser idiota ara tatuarse "Racista" en la frente, sobre todo si vives en Harlem o zonas similares, pero lo de tatuarse la esvástica en el rabillo del ojo me parece otra subnormalidad casi tan grande como al anterior. seguro que su madre está orgullosa.

Lobezno subido a un Pequeño Pony... sin duda una de las imágenes más duras que he visto en años.

Yo al tatuador por listo le daba dos hostias bien dadas... seguro que el tipo que lo lleva está orgulloso y le pagó encantado

No se ni por donde empezar a explicar lo terriblemente grosero, soez y ordinario que me resulta este tatuaje. Lo peor es que alguien ha pedido que le tatúen eso y ha dado su visto bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario